Con Espacios Coomeva, un estilo de vida en comunidad
Vivienda Cooperativa

Vivienda Cooperativa

 Antecedentes:


El modo de adquirir vivienda en la modalidad de Vivienda Cooperativa es uno de los más antiguos a nivel mundial y practicado en países de alto desarrollo económico y social. Algunos proyectos son de carácter público y otros son de iniciativa y ejecución privada.

En Colombia, contamos con proyectos de vivienda cooperativa, algunos de ellos después de muchos años decidieron reconvertirlos en propiedad individual. Actualmente,  existe en Cali  “Fundadores” con más de 30 años de existencia,  fue promovido por Coomeva convirtiéndose en un ejemplo de estilo de vida en comunidad que permite  gozar de manera individual de menos carga impositiva y obtener descuentos en las negociaciones colectivas.

¿Qué es la Vivienda Cooperativa?

Es una figura de amplio contenido social, democrático y participativo, al ser los propios socios destinatarios finales de las viviendas, los que a través de los órganos sociales legalmente establecidos, toman las decisiones en todo el proceso.
Tiene dos componentes que la consolidan como motor de desarrollo económico y social: Primero la ventaja competitiva, que radica en  que el valor final de la vivienda es al costo y segundo, la construcción de sociedad participativa, en la que todos aportan de acuerdo con sus conocimientos y capacidad.

Se le denomina de Habitación o Propiedad Colectiva: Bajo esta modalidad los miembros efectúan aportes al capital social de la cooperativa que es la propietaria de las viviendas. El asociado paga su aporte a la cooperativa  pero en lugar de obtener el título de propiedad individual adquiere un derecho común como copropietario del conjunto inmobiliario y se le adjudica la vivienda que ocupa. La cooperativa mantiene la propiedad del conjunto y no los miembros en particular, y el derecho de uso de  los bienes, denominado en este tipo de entes “derecho a la utilización de la vivienda  cooperativa”, no se deriva directamente de la propiedad sino del interés social representado en certificados de aportación.

El régimen jurídico de estas cooperativas de vivienda se basa en esencia en que el asociado, individualmente considerado, no ejercita sobre los bienes inmuebles derecho de propiedad plena sino un derecho de propiedad asociada, que genera a su favor un derecho personal de uso de los inmuebles, tanto de habitación como de servicio común, de acuerdo con el destino especifico que en el pacto social se les asigne.

El asociado paga el 100% del valor de su aporte a la cooperativa (que equivale al valor del inmueble a adjudicar)  dentro del plan de financiamiento respectivo y adquiere a cambio un derecho como copropietario o usufructuario en  las  condiciones  pre-establecidas, convirtiéndose en propietario indirecto puesto que su condición de asociado lo constituye en propietario de la cooperativa.

En esta opción  el miembro de la cooperativa tiene el usufructo o goce de la vivienda la cual transfiere a sus herederos y la propiedad la conserva la cooperativa. Bajo esta óptica cabría como usufructo la posibilidad de arrendarla.


Ventajas y diferencias de la Vivienda CooperativaModelos de Cooperativas de Vivienda
¿Cómo participa Coomeva?



 Mayores informes

Comparte esta publicación

Utilidades